Cambiar de aires favorece el bienestar. Selle Royal on Track llega a Estonia. | Selle Royal

Cambiar de aires favorece el bienestar. Selle Royal on Track llega a Estonia.

Bike Culture & Tips
Cambiar de aires favorece el bienestar. Selle Royal on Track llega a Estonia.
Junio 2018

Hoy en día, cuando hablamos de bienestar, a menudo nos referimos al cuidado del cuerpo, la actividad física y el equilibrio mental en la vida diaria: cursos de pilates, yoga, gimnasia, estética, sauna, bicicleta, jogging, todas ellas prácticas útiles y rentables.
Pero en lo que respecta al bienestar no se puede obviar las condiciones ambientales en las que vivimos, porque correr o montar en bicicleta es bueno, pero es mejor hacerlo respirando aire limpio, lejos del tráfico y de la contaminación de las ciudades. Sí, ¿pero dónde?
Tras acompañarte por los verdes valles de la ciclovía del Neckar, Selle Royal on Track te ofrece este mes un itinerario muy especial, en el país que según la OMS tiene el aire más limpio del mundo: Estonia.
Aquí se puede disfrutar de uno de los mejores entornos naturales del mundo y respirar aire puro a cada golpe de pedal.

Estonia es uno de los mejores países europeos para recorrer en bicicleta, especialmente de mayo a octubre, cuando tras el deshielo las temperaturas son más suaves.
La ruta que proponemos este mes es la denominada EE1 (Ruta Ciclista Nacional número 1) y forma parte de la ruta Eurovelo número 10 que recorre el mar Báltico. La ruta, de unos 975 km, sigue la costa estonia y permite descubrir todas sus calas más pequeñas, tanto por carreteras asfaltadas como, en algunos lugares, por caminos de tierra con grava, más desafiantes. Aprovechando las largas horas de sol de la temporada estival, recomendamos que tomes las cosas con calma y que dediques un tiempo a detenerte a admirar los bellos paisajes que este país tiene reservados para quienes lo recorren en bicicleta.

Iniciamos el recorrido en Pärnu, conocida como la capital del verano de Estonia. Es una alegre ciudad animada por diferentes eventos culturales incluso en la estación calurosa, desde la cual se llega al pequeño pueblo de Virtsu, no sin antes haber dedicado una jornada a visitar la cercana isla de Kihnu y las hermosas islas próximas a la costa, especialmente las de Muhu, Saaremaa y Hiiuma, caracterizadas por magníficas vistas y una increíble variedad de flora y fauna.
De regreso a tierra firme, continuamos hacia la península de Noarootsi y los bosques de Nõva, antiguamente poblados por los suecos. Las carreteras costeras de este tramo no están en perfecto estado, pero el extraordinario paisaje compensa los inconvenientes del terreno.
La siguiente parada es Paldiski, ciudad que antiguamente albergó muchos edificios del Ejército Rojo, y luego Tallin, la capital de Estonia, con una ruta que ofrece magníficas vistas del mar y los bosques.

Desde Tallin, nos dirigimos hacia el Parque Nacional de Lahemaa, otro gran espectáculo natural para los ojos de los amantes de la bicicleta: inmensas playas de arena muy fina, cascadas, pequeños pueblos de casas multicolores y marismas donde emigran diferentes especies de aves deslumbran a quienes atraviesan este mágico lugar. Aquí el carril bici continúa durante unos veinte kilómetros por un camino de tierra y llega hasta los extremos más remotos de las penínsulas. Después del parque de Lahemaa, nos dirigiremos a Narva, donde termina la parte estonia de la ruta Eurovelo. Pedaleando en paralelo a la costa es imposible no dejarse sorprender una vez más por la belleza del paisaje: la naturaleza sigue siendo la protagonista indiscutible.
Es difícil decir de antemano qué es lo que más impresiona de este fascinante país. Seguro que al final de este itinerario te sentirás bien; tal vez algo cansado, pero la actividad física en este entorno y el aire puro y no contaminado que aquí llena los pulmones son insuperables. Un aire fresco, ligero y penetrante que transmite, en cada bocanada, la sensación de estar vivo y activo.

La mejor época para subirse al sillín y emprender un largo viaje es cuando el sol brilla sin sofocarnos, cuando el viento sopla sin congelarnos, cuando pedalear es una alegría para los ojos y un placer para el cuerpo: Selle Royal on Track se toma un descanso y se prepara para volver a llevarte de viaje en septiembre. ¡Feliz verano a todos!

 

Comentarios 0