Ciclismo artístico: cuando pedalear se convierte en una danza | Selle Royal

Ciclismo artístico: cuando pedalear se convierte en una danza

Bike Culture & Tips
Ciclismo artístico: cuando pedalear se convierte en una danza
Agosto 2017

Desde siempre, la palabra “arte” define todas las actividades cuyo objetivo es expresar y exaltar el talento del ser humano en sus múltiples matices. Pintura, escultura, música, cine, danza y muchas otras disciplinas llenan nuestra vida desde tiempos inmemoriales, sublimando la cotidianidad a través de obras cargadas de belleza y significado.

Pero el ingenio del hombre, que busca constantemente nuevas formas de expresión, ha descubierto en seguida que todas las actividades pueden transformarse en arte, incluso la que al intelecto une la habilidad física. Así han nacido deportes que dan vida a verdaderos espectáculos, diferentes e irrepetibles cada vez: uno de estos, poco conocido pero igualmente fascinante, es el ciclismo artístico.

Nacido entre los artistas de circo en el lejano 1888 como manera para mostrar sus habilidades motrices, el primer campeonato mundial de ciclismo artístico se celebró en 1956 (el primer campeonato femenino, solo en 1970) y es aún hoy muy popular entre los apasionados de las disciplinas de ciclismo indoor.

Especialmente popular en Alemania, donde hay más de 10.000 licencias para la práctica de este deporte, el ciclismo artístico puede compararse al patinaje y a la gimnasia artística. También en esta disciplina los deportistas realizan ejercicios y volteretas delante de un jurado que valora el grado de dificultad y la ejecución de las mismas. Lo que marca la diferencia es que los atletas pedalean en una bicicleta.

Individual o en pareja, estos verdaderos artistas de las dos ruedas se montan en una bici de piñón fijo y dan pruebas de grandes habilidades de concentración, equilibrio y valentía. Seis minutos de figuras y ejercicios a ritmo de música, con dificultad creciente, que muestran las indudables capacidades de los deportistas, pero también las innumerables posibilidades que la bicicleta ofrece.

No es solo un medio para moverse más rápidamente, sino también un estilo de vida que premia el bienestar y la sostenibilidad ambiental, no solo un deporte hecho de fatiga y velocidad: la bici puede ser también una expresión de arte muy refinado que une los movimientos realizados con gracia de la danza y la fuerza del ejercicio físico, y crea espectaculares obras de arte. 

            

El próximo campeonato del mundo de ciclismo artístico se celebrará entre el 24 y el 26 de noviembre en Dorbnbirn, Austria, en la frontera con Suiza y Alemania; puede consultar el programa en la página de la UCI.


 



 

 


 

 
Comentarios 0