Diez sugerencias para su seguridad en bici | Selle Royal

Diez sugerencias para su seguridad en bici

Bike Culture & Tips
Diez sugerencias para su seguridad en bici
Junio 2017

Moverse en bicicleta tiene un fascino muy particular, hecho de pequeñas sensaciones agradables: el aire sobre la cara, el físico que se pone en movimiento, descubrir recorridos alternativos al tráfico, la independencia de los medios de cuatro ruedas. Observado desde este punto de vista, usar la bici para los desplazamientos cotidianos parece ser la solución ideal para unir lo útil (llegar al trabajo manteniéndose en forma) con lo agradable (moverse al aire libre).

Pero cada medalla tiene su reverso y, en este caso, se trata de la peligrosidad al desplazarse por vías públicas transitadas incluso por automóviles y vehículos pesados. Para mantener la incolumidad de los amantes de la bici es necesario prestar particular atención a algunas reglas básicas muy simples, que queremos sugerirles.

  1. El Código de circulación vale también para las bicis
    Cabe recordar que todas las normas que regulan el tráfico por carretera, deben respetarse también por los que viajan en bici. Por lo tanto, respeten los semáforos y las precedencias si no quieren toparse con multas caras.

  1. Mantenimiento de la bicicleta
    Es importante que, periódicamente, se realice un control de la presión de las ruedas, de la funcionalidad de los frenos y del cambio (para las bicis que lo llevan), además del timbre y luces.

  1. Las luces son obligatorias
    Según el Código de circulación, también la bici, como cada vehículo, debe señalar su presencia con retrorreflectores, luces blancas o amarillas en la parte delantera, y rojas en la parte trasera. La señalización visual debe ponerse in práctica media hora después de la puesta de sol y durante todas las horas de oscuridad, incluidas las debidas a condiciones atmosféricas particulares.

  1. Pedalear juntos es peligroso
    Cada ciclista, aunque vaya en grupo, tiene que permanecer en una única fila a menos que se trate de un adulto que circula con un niño menor de 10 años. Solo en este caso el niño podrá estar cerca del arcen derecho de la carretera y el adulto proteger la marcha poniéndose a su lado.

  2. Permanecer alertas y atentos
    A pesar de que escuchar música con los cascos o responder al teléfono mientras se pedalea pueda parecer poco peligroso, en realidad no lo es en absoluto. Es indispensable prestar atención a los sonidos que nos rodean porque podrían ser de vital importancia.

  3. En caso de lluvia, doble atención
    Sobre todo por lo que respecta a las líneas de la calzada o eventuales carriles de tranvía, que pueden ser peligrosos y resbaladizos apenas cae un poco de lluvia. Si tuvieran que atravesar vías, intenten afrontarlas lo más perpendicularmente posible y eviten frenadas bruscas o cambios repentinos de dirección.

  4. Mantener siempre el sentido de la marcha
    Como para los automóviles, también para las bicis vale la regla de avanzar siempre en el sentido de la marcha, especialmente cuando se está llegando a los semáforos.

  5. No subestime la imprevisibilidad de los automovilistas
    Es muy importante prestar atención cuando pasamos al lado de los coches aparcados, porque las puertas podrían abrirse de repente provocando caídas peligrosas. Al mismo tiempo, es mejor no acercarse demasiado a la parte de atrás de un automóvil, ya que, en caso de frenada repentina, la bici no será nunca igual de rápida para pararse y el ciclista se encontrará en una situación difícil.

  1. Los brazos son muy útiles
    Además de mantener la posición de la bici y de guiar el movimiento, los brazos sirven también para indicar la necesidad de efectuar un giro. Todos aquellos que recorren las carreteras, saben, que los ciclistas señalan de esta manera el cambio de dirección, por lo tanto, ¡es mejor que no se olvide de usarlos!

  2.  No se puede llegar a todos los lugares
    A pesar de que la bici es un medio que permite la máxima libertad de movimiento, es necesario recordar que no está permitido ir deprisa por aceras o pórticos porque también los peatones tienen derecho a caminar de manera segura. Donde existan pistas ciclables bien definidas, cada ciclista deberá usarlas como primera elección.

 

 
Comentarios 1
Es muy importante difundir y practicar las medidas de seguridad.