El fenómeno de la bicicleta eléctrica rediseña la movilidad sostenible | Selle Royal

El imparable ascenso de una gran idea: el fenómeno de la bicicleta eléctrica rediseña la movilidad sostenible

Productos y tecnología
El imparable ascenso de una gran idea: el fenómeno de la bicicleta eléctrica rediseña la movilidad sostenible
Septiembre 2017

El ingenio humano no tiene límites: descubre una nueva necesidad, analiza las características de la misma, imagina soluciones que satisfagan las necesidades y finalmente traduce en realidades concretas lo que nació como una simple intuición. También la bicicleta ha seguido este mismo recorrido, desde su aparición en 1817: aquella primera rudimentaria herramienta de madera de dos ruedas y sin pedales, usada cuando  los caballos escaseaban, ha crecido de una manera tan exponencial que se ha convertido en protagonista de la movilidad (supremacía por la que aún hoy compite con los caballos, aunque ahora son los que están debajo del capó). Cualquiera puede subirse a una bicicleta y hacer todo lo que le apetezca.
Actualmente existen los pedales, los frenos, los cambios de mil marchas, ruedas adecuadas para todos los terrenos, de manera que en cualquier momento hay alguien dispuesto a subirse en el sillín y salir. Después de todo, basta con saber girar los pedales …¿o no? No, a veces no basta con esto. La edad, las condiciones de salud o incluso simplemente los recorridos difíciles de realizar sobre dos ruedas eran hasta hace poco el límite al que la bicicleta podía llegar pero no traspasar. Y es aquí donde el ingenio humano ha probado de nuevo su valía, inventando la bicicleta eléctrica.

Una nueva generación de bicicletas con un motor eléctrico que ayuda a la pedaleada pero sin eliminarla y permite a algunas personas mantener la actividad física sin un esfuerzo excesivo y a otras llegar a lugares que antes les eran inaccesibles. El impacto de este descubrimiento es tan impresionante que en poco tiempo la bicicleta eléctrica se ha convertido en un medio irrenunciable para todas las edades y los tipos de aficionados a las dos ruedas, desde las personas que la utilizan para ir a trabajar a los viajeros más convencidos. Su éxito es hoy imparable, tanto que según el informe Electric Bike World Report 2016, en Europa en los próximos años, de cada tres bicicletas vendidas una será sin duda una bicicleta eléctrica.

Como toda revolución que se precie, también la bicicleta eléctrica comporta innovaciones que se transforman en detalles funcionales que exaltan las posibilidades del medio: la tecnología ha dado pasos de gigante, y ha conseguido garantizar en las bicicletas eléctricas diferentes tipos de motores, capaces de transformar en bicicleta eléctrica también la vieja bicicleta de casa, y hacer que en los nuevos modelos sean invisibles para no afectar el aspecto estético.

Baterías cada vez más ligeras y de larga duración; pantallas de control capaces de guardar en la memoria todos los datos relativos a la pedaleada, de la velocidad a la distancia recorrida, de la carga de la batería a los niveles de asistencia seleccionados; aplicaciones específicas que permiten conectar el propio vehículo al teléfono inteligente; todo esto ha otorgado una nueva fascinación a la bicicleta eléctrica, que le ha permitido llegar y seducir incluso a los ciclistas más jóvenes.

Por supuesto, no todo es perfecto, deben perfeccionarse algunos detalles. Por ejemplo, se debe prestar una cierta atención a la arrancada inicial hacia adelante que el pedaleo asistido procura y a menudo sorprende al ciclista que utiliza la bicicleta eléctrica por primera vez. Asimismo, el peso de una bicicleta eléctrica es superior respecto a una bicicleta sin motor ni batería. Selle Royal ha intentado sortear estos dos pequeños inconvenientes y ha creado eZone: un sillín con un diseño y materiales especialmente estudiados para limitar las molestias debidas a las aceleraciones imprevistas y hacer más fácil el desplazamiento manual de la bicicleta, cuando es necesario. 
Gracias a la investigación realizada en colaboración con Designworks, estudio de diseño del Grupo BMW, eZone se ha ideado para centrarse justamente en estas tres áreas clave: asistencia en la aceleración, comodidad y maniobrabilidad. El resultado es un sillín completamente optimizado, reforzado y cómodo que los apasionados de la bicicleta eléctrica no podrán prescindir.

Presentada en primicia mundial en Eurobike 2017la feria más importante de bicicletas en Europa, eZone está preparada para el debut en el mercado, destinada a hacer que cada viaje en bicicleta eléctrica sea una experiencia cada vez mejor.
Pronto más información sobre el nuevo nacimiento de Selle Royal. Mientras tanto …¡mantente conectado!

 

Comentarios 0