El verano ha terminado: ¡estamos listos para ponernos en marcha! | Selle Royal

El verano ha terminado: ¡estamos listos para ponernos en marcha!

People & Partners
Productos y tecnología

El verano ha terminado: ¡estamos listos para ponernos en marcha!
Octubre 2016

Nos ha molado levantarnos con el sol que brillaba, vestirnos rápido y subirnos a la bici, la verdadera protagonista de las calles de la ciudad en los meses más calientes del año.
Octubre ha llegado y nos ha traído su frescura matutina y un sol que todavía calienta durante las primeras horas de la tarde.
La ciudad se despereza, las actividades vuelven a ponerse en marcha y la escuela empieza otra vez. Los coches se adueñan de las calles y comienza de nuevo la pelea eterna por avanzar unos pocos metros en el tráfico cotidiano. Solo los ciclistas se mueven con paso firme y seguro en este caos, libremente, ganando tiempo y recargando energía.
Pero el otoño es traidor. En cuanto una nube cubre el sol, la posibilidad de un aguacero se vuelve un riesgo concreto. Los que aman la bici lo saben: ser previsor es fundamental para no perder el gusto de moverse en dos ruedas.
Por eso es necesario saber hacer frente a los repentinos cambios de temperatura de esta estación.

Cada uno tiene su propio estilo, está claro, pero en algunos puntos estamos todos de acuerdo:

  • vistámonos en capas, así podremos hacer frente tanto al primer pedaleo en la frescura de la mañana como al último antes de bajar de la bici. El frío nos hace consumir más calorías, por esta razón es mejor tener la posibilidad de quitarse algo de ropa a medida que la temperatura sube;
     
  • aprovechando la protección del casco, cubrámonos las orejas con una cinta que las mantenga calientes y que pueda guardarse con facilidad en la mochila;
     
  • levemos siempre con nosotros un impermeable: es probable que encontremos algunas gotas de lluvia durante el paseo;
     
  • Elijamos un sillín intercambiable, como por ejemplo el TA+TOO: la posibilidad de quitar de manera sencilla y veloz la parte superior del sillón, o sea la parte acolchada en la que nos sentamos, nos permitirá evitar eventuales robos y volver a casa secos, ¡incluso si se pone a llover de repente!
     

Creemos que esto es lo que hace falta para enfrentar el otoño en bicicleta:
¿qué te parece que habría que agregar a este elenco breve pero esencial?

Comentarios 0