¿Lluvia, hielo o viento? He aquí algunos consejos para seguir sobre el sillín | Selle Royal

¿Lluvia, hielo o viento? He aquí algunos consejos para seguir sobre el sillín

Bike Culture & Tips
¿Lluvia, hielo o viento? He aquí algunos consejos para seguir sobre el sillín
Febrero 2018

Cada deporte o actividad física tiene unos límites para poder practicarlo: algunos están condicionados por el tiempo atmosférico, otros por la necesidad de tener un equipo, un gimnasio o un campo a disposición. Sabemos bien que, cuando se tiene pasión por algo, la última cosa que se desea es que no poder llevarla a cabo.

Hoy la bicicleta se ha convertido en un medio de transporte y al mismo tiempo en una distracción. A pesar de las condiciones atmosféricas, puede utilizarse siempre, tanto para ir al trabajo como para dar una vuelta fuera de la ciudad. También con frío, con lluvia o con viento. Y no es necesario ser superhéroes. Basta con equiparse de manera inteligente y un temporal imprevisto, o un rígido enero no serán ningún problema. He aquí una serie de consejos ofrecidos por quien no renuncia nunca a las dos ruedas.

En primer lugar, es necesario protegerse del frío. Cuando las temperaturas son bajas, el sistema nervioso concentra el flujo de sangre en los órganos internos, en detrimento de las extremidades de nuestro cuerpo, como las manos y los pies. Además de una ropa de base cómoda y adecuada para la estación, son necesarios guantes, calcetines, calzado y gorro de invierno, que mantengan calientes estas zonas periféricas.

No basta con que esta ropa proteja el frío, también debe estar realizada en tejido transpirante (de manera que el cuerpo quede seco, a pesar del sudor) y sobre todo deben ser impermeable, para afrontar otro posible problema atmosférico: la lluvia.
También en este caso, sin miedo. Además de las medidas citadas hace poco, se necesita una chaqueta para la lluvia transpirante (mejor con capucha) y sobrepantalones impermeables. Además, si falta el calzado totalmente hidrorepelente, es fundamental usar sobrecalzado de silicona para evitar mojarse los pies. Sin que importen las condiciones meteorológicas, es necesario llevar siempre el equipo necesario para afrontar cualquier imprevisto.

En lo que se refiere a la conducción, sobre mojado es mejor evitar las alcantarillas y cuando el viento sopla fuerte y se va a contracorriente, se debe aceptar que se irá un poco más lento: es inútil empeñarse en luchar contra las ráfagas potentes, simplemente se pierde energía.

En caso de nieve o hielo, es preferible usar los frenos con moderación, de manera que se evite el bloqueo de las ruedas que podría hacer perder el control del vehículo. En estas condiciones es importante mantener una posición perpendicular al terreno, evitando doblar o acelerar en una curva, de manera que se permita que la cubierta se adhiera mejor al suelo. En cambio, si se transita por fondos que tienen partes metálicas, como rejillas o alcantarillas, es importante prestar la máxima atención ya que se transforman fácilmente en verdaderas láminas de hielo. En estos casos siempre es mejor permanecer sobre fondos de cemento, asfalto o tierra batida que ayudan a mantener el equilibrio con más facilidad.

Finalmente, una serie de consejos sobre la bicicleta y sobre alguno de sus componentes. En otoño y en invierno, es mejor utilizar cubiertas invernales que garantizan una mayor adherencia también sobre terrenos deslizantes y húmedos. Si se puede y la bicicleta no los lleva incorporados, es conveniente montar guardabarros, para evitar ensuciarse con el agua y el barro. Asimismo, es importante llevar luces que señalen de manera clara la propia presencia en la carretera, ya que en invierno la visibilidad puede reducirse incluso de día.

Para finalizar, vale la pena recordar que la lluvia y la nieve, que son más frecuentes en este periodo del año, oxidan las partes metálicas tanto pintadas como cromadas de la bicicleta. Para eliminar el óxido existen soluciones sencillas pero eficaces, como el zumo de limón mezclado con sal de cocina, que se aplica con un pincel, se deja actuar durante unos minutos y se quita con lana de acero.

Con estas medidas, que pueden parecer muy básicas pero que en realidad son utilizadas por ciclistas expertos, se pueden afrontar sin problemas jornadas aparentemente prohibitivas y dedicarse a la propia pasión: dejarse transportar por la fuerza que se imprime en los pedales; observar el mundo de manera silenciosa y respetuosa; escuchar el silbido vivo y sincero del viento en las orejas.

La bicicleta permite explorar, llegar, ver, conocer. Puede usarse en invierno o en verano, con sol o con viento. La última palabra corresponde al deseo de subirse en el sillín y pedalear.

Personaliza y compra tu 

TA+TOO WILD FRANCESCA-SANNA

TA+TOO WILD FRANCESCA-SANNA
€89,90
Start with this configuration

TA+TOO WILD JOE-LEDBETTER

TA+TOO WILD JOE-LEDBETTER
€89,90
Start with this configuration

TA+TOO WILD PHILIP-GIORDANO

TA+TOO WILD PHILIP-GIORDANO
€89,90
Start with this configuration
Comentarios 0