¡Aquí te dejamos algunas sugerencias para que empieces el año nuevo con el "pedal derecho" | Selle Royal

¿Lo que bien empieza, bien acaba? ¡Aquí te dejamos algunas sugerencias para que empieces el año nuevo con el "pedal derecho"!

Bike Culture & Tips
¿Lo que bien empieza, bien acaba? ¡Aquí te dejamos algunas sugerencias para que empieces el año nuevo con el "pedal derecho"!
Enero 2018

Enero trae consigo siempre el deseo de empezar de nuevo; ya sea que se trate de recuperar la línea después de las fiestas de Navidad o de asumir nuevos desafíos, el primer mes del año es simbólicamente el mejor momento para pensar en cómo cambiar. 

Un primer pequeño paso en esta dirección podría ser hacer algo en favor del propio bienestar y del medio ambiente, es decir: volverse un ciclista urbano. Un ciclista urbano es una persona que adora estar al aire libre, que le gusta descubrir áreas de la ciudad donde los automóviles no pueden llegar, que está dispuesto a sacrificar un poco de comodidad para mejorar el entorno en el que vive y que, sobre todo, vive el día con una sonrisa. Si tienes estas cualidades, entonces es muy probable que ya seas un ciclista urbano, ¡y sin haberte dado cuenta!

Ya hemos mencionado lo bueno que es usar la bicicleta como medio para reducir las emisiones y mantener el bienestar físico, por esta razón creemos que renunciar a los vehículos motorizados puede ser la verdadera revolución ecológica del futuro. La aplicación de esta decisión no es tan complicada como podría parecer, por eso te ayudamos a dar el primer paso ofreciéndote algunas sugerencias simples para empezar con el nuevo estilo de vida. Comienza gradualmente, con un cambio de actitud hacia tus actividades diarias:

  1. ve al trabajo andando o en bicicleta (recuerda que no es obligatorio: si llueve, nieva o simplemente no quieres pedalear, puedes utilizar el transporte público);

  2. si crees que el trecho es demasiado largo o difícil, usa una ebike para no cansarte demasiado;

  3. deja una muda de ropa y lo necesario para un aseo rápido en el lugar de trabajo, de este modo no tendrás problemas si sudas demasiado o llegas mojado; como alternativa, utiliza un poncho o una chaqueta impermeable para evitar que la lluvia te sorprenda mientras pedaleas;

  4. prepara la bicicleta la noche anterior y prueba el camino con unos días de anticipación, de esta manera podrás saber exactamente cuánto tardas en llegar a destino;

  5. asegúrate de que las luces funcionen, de que la cadena esté engrasada y de que las llantas estén bien infladas: tener que llevar la bicicleta a mano en el tráfico es una experiencia muy desagradable;

  6. Cuando puedas, comparte tu experiencia con otros ciclistas; es increíble la cantidad de información sobre rutas alternativas, carreteras congestionadas o talleres para reparar la bicicleta puedes encontrar al chatear con alguien que tiene tu misma pasión.

Por supuesto, es esencial tener la posibilidad de utilizar una bicicleta, pero no es indispensable que el vehículo sea de tu propiedad, que sea caro o que esté superequipado. Si la bicicleta es tuya, basta con tener en cuenta algunos pequeños trucos para adecuarla a este propósito. Aquí te damos algunos:

  1. equípala con un portaequipajes o con alforjas laterales. Es importante disponer de un espacio para guardar artículos útiles o ropa de recambio sin tener que cargar con ellos en la espalda. Una mochila puede parecer un contenedor práctico, pero puede ser incómodo y, sobre todo, es probable que deje rastros de sudor en la parte de atrás de la camisa;

  2. asegúrate de que tenga buenos guardabarros, para evitar llegar al destino con barro o manchas de lluvia en caso de tener que cruzar zonas mojadas;

  3. compra un buen candado: aunque la bicicleta no tenga un gran valor económico, se trata de tu principal medio de transporte y debe estar bien protegido;

  4. Para que la lluvia no te sorprenda, es importante pensar en cómo evitar que el sillín se moje. Puede ser útil elegir una coprisella eficaz o un sillín que pueda desengancharse y llevarse a todos lados cuando estacionas tu bicicleta. El sillín Ta+Too de Selle Royal, gracias a esta característica, tiene también el mérito indiscutible de desincentivar los robos.  

Practica este nuevo estilo de vida sin extremismos y con la elasticidad adecuada: tiene que ser una elección para cambiar tus hábitos para mejor, no una imposición. Y si te parece difícil cambiarlos drásticamente, hazlo gradualmente: coge la bicicleta solo dos veces por semana o aprovecha de los sistemas de bicicletas compartidas de tu ciudad.

No hay mucho más que decir, solo tienes que subirte a la bicicleta y salir a descubrir una nueva forma de vivir la vida: viajar en dos ruedas.

 

            

Comentarios 0