Destinación bienestar | Selle Royal

Destinación bienestar

People & Partners
Productos y tecnología

Destinación bienestar
Abril 2016

Siete mil trescientos cuarenta y cinco kilómetros, metro más, metro menos.
Y pensar que todo ha empezado con un paseo: la clásica vuelta en bici con amigos, el primer domingo de abril, el primer día soleado, el primer calor.
No sé si ha sido el placer del aire en la cara o una subida demasiado empinada lo que me ha hecho pensar en cuánto tiempo hacía que no me demostraba afecto a mí mismo.
El invierno nos convierte en osos, pero la primavera es demasiado bella para vivirla en letargo.

Con el tiempo, la bici se ha vuelto una droga para mí. Una droga sin efectos colaterales además de la dependencia.
De 20 km por semana a 20 km por día, el trecho es más corto de lo que uno piensa.
Cada vez que te subes a la bicicleta, te sientes vivo como hacía siglos que no te sentías; cada vez que te bajas de ella, te sientes vivo como nunca.
Claro, podrías ir a correr, pero, ¿no prefieres ver que correr el mundo?
Claro, podrías ir al gimnasio, pero, ¿no terminarías por perdértelo, así, el mundo?

Aumentan los kilómetros, aumenta la dosis.
Las subidas parecen pequeñas colinas, el pedal baja sin resistencia como cuchillo en la mantequilla, las pendientes dejan de dar miedo, al contrario, empiezan a ser como provocaciones.
En ese instante empiezas a querer superarte a ti mismo, a tratar de poner la mayor cantidad de kilómetros posibles entre ti y tu viejo yo oso. Se vuelve una cuestión personal, un desafío solitario.
En contra de ti están el cansancio, el corazón que late fuerte, el sudor que disuelve la voluntad de continuar.
Pero las piernas no te abandonan. Nunca.
Y cuando están en la cima, bueno, cuando estás en la cima te siente el rey del mundo.

Vuelve la primavera. Siete mil trescientos cuarenta y cinco kilómetros más y cuatro kilos menos.
Ha pasado un año y parezco cinco años más joven.
Ya no soy un oso. Ninguna subida es demasiado empinada para mí.
Pero el placer del aire en la cara no ha cambiado; es el mismo que el de la primera vez.

Comentarios 0