Un viaje hacia lo Bello... y lo Bueno | Selle Royal

Un viaje hacia lo Bello... y lo Bueno

Bike Culture & Tips
Eventos e iniciativas
People & Partners

Un viaje hacia lo Bello... y lo Bueno
Octubre 2016

¿Hay algo más maravilloso que las colinas que están en las afueras de la ciudad?
Sobre todo en octubre, cuando los bosques se tiñen de diferentes tonos de rojo y amarillo y los caminos huelen a hongo y a castaña asada. El calor más fuerte ha pasado y el frió intenso todavía no se asoma; ¿qué mejor momento para descubrir las maravillas que ofrece Italia?

Elegir la bici para explorar los Apeninos toscanos, sus dulces cuestas y los burgos medievales esparcidos por toda la región, significa ver belleza siempre, en cada curva, en cada camino, en cada pueblo. Las temperaturas tibias del otoño son ideales para pedalear por estos lugares: las colinas de Chianti reciben a los cicloturistas con todo el esplendor y la abundancia típicos de estas tierras, prometiendo una experiencia inolvidable para el corazón, la mente... ¡y el gusto!
De Florencia a Siena, el recorrido estimula los sentidos con paisajes poblados de olivos, viñedos y castillos, con el sabor fuerte de las carnes y de los quesos de oveja, con el aroma intenso de los vinos italianos más famosos.

Empezando en el bullicioso Ponte Vecchio y pasando por la majestuosa Piazza del Campo, los adoquines de la ciudad debajo de las dos ruedas dejan su sitio a los caminos de tierra de la región de Chianti, desde donde pueden verse numerosas bandadas de aves migratorias.
Una mochila en la espalda, una marcha relajada y la comodidad del sillín Respiro son ideales para aumentar el placer de pasear por caminos tan diferentes. Sentados en el suave sillín nos deslizaremos silenciosos por cajellas y plazas, dando un salto en el tiempo hacia donde solo la bicicleta puede aventurarse.
Por los caminos del vino, atravesamos aldeas fortificadas y castillos medievales como caballeros modernos en un corcel a pedal, sumergiéndonos en la cultura milenaria de Toscana y sintiendo el calor de un pueblo que ha hecho de la hospitalidad y de la gastronomía su sello distintivo.

Comentarios 0